Problemas

Ansiedad y ataques de pánico

La ansiedad es una respuesta normal y esperable. Para poder decir que estamos sanos, tenemos que haber sentido ansiedad en algún momento. La ansiedad se manifiesta física, conductual y psicológicamente.

Cuando el ser humano percibe estar en una situación de riesgo o peligro, al igual que los animales, activan automáticamente una parte de su cerebro, el sistema límbico. Al activarse el sistema límbico, se producen una serie de cambios fisiológicos que nos ponen en alerta, favoreciendo así tres tipos de respuesta ante el potencial peligro:

Ataque
Huida
Paralización. Esta opción es menos frecuente, pero igualmente inevitable. Suele ocurrir en personas con tendencia a síncopes vasovagales, que se desmayan en el dentista o similar

El cuerpo automáticamente libera hormonas como el cortisol y adrenalina que permiten y obligan a la persona a emitir alguna de esas respuestas de manera automática.

Test Ansiedad para mayores de 16 años

Pretende ser una herramienta de autoconocimiento básica. En caso de estar interesados en conocer adecuadamente el nivel de ansiedad, se recomienda ponerse en contacto con Parada Psicología para poder llevar a cabo las pruebas estandarizadas precisas para una correcta y científica evaluación de la ansiedad.

Test Ansiedad para personas entre 9-15 años

Pretende ser una herramienta de autoconocimiento básica. En caso de estar interesados en conocer adecuadamente el nivel de ansiedad, se recomienda ponerse en contacto con Parada Psicología para poder llevar a cabo las pruebas estandarizadas precisas para una correcta y científica evaluación de la ansiedad.

Si en algún momento has tenido una crisis de ansiedad o ataque de pánico, es probable que hayas sentido un miedo muy importante a fallecer por un ataque al corazón o porque no seas capaz de respirar. Son situaciones muy angustiantes que merecen todo el respeto, pero conocer cómo funciona la ansiedad te ayudará a mantener la calma.

La ansiedad asciende con todas las consecuencias físicas que eso conlleva y la sensación es horrible. Cuando asciende por encima de nuestra sensación de control, es cuando empezamos a pensar que nos podemos morir (línea roja en la figura de la curva de la ansiedad). Esto cada vez se produce con mayor facilidad, es decir, con el tiempo, necesitas menos ansiedad para perder el control antes, puesto que se anticipa la ansiedad futura antes de que se produzca y además descontrolada.

Los casos de total pérdida de control, los llamamos ataques de pánico.

El cuerpo para sobrevivir dispone de sus propios mecanismos de regulación, de manera que, a partir de cierto punto, variable según la persona, la ansiedad irremediablemente desciende. Es lo que en la figura de la curva de la ansiedad aparece reflejado con color naranja.

¿Qué se puede hacer?

Aprender a discernir que es aquello que realmente tememos o sentimos peligroso, para poder enfrentarlo de manera paulatina, sintiendo cada vez mayor control.

Una vez enfrentamos lo realmente temido, será mucho más difícil confundirlo con cualquier otra cosa que active nuestra respuesta ante el miedo o el peligro, ya sea el ataque, la huida, o la paralización.

Contacta

Aquí encontrarás un trato personal, sin robots. Llama cuando quieras y te responderé en cuanto pueda”

Dirección

Calle O'Donnell, 32, Bajo B
28009 Madrid

Horario

De lunes a viernes, de 10:00 a 22:00

Teléfono

747479329

Dirección

Calle O'Donnell, 32, Bajo B
28009 Madrid

Horario

De lunes a viernes, de 10:00 a 22:00

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

A continuación te mostramos las cookies que utilizamos para ofrecerte una mejor navegación. Aquellas cookies que no son necesarias para una correcta navegación podrás activarlas o desactivarlas en función de tus necesidades.


  • _secure-3PAPISID
  • _secure-3PSID
  • _secure3PSIDCC
  • _GRECAPTCHA
  • _ga
  • _gid

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios